Federación de Agricultura Familiar Valle del Aconcagua

El cobre como plaguicida

Agrocopper presente en el mundo de los cobres como antifúngico/antibacteriano agrícola

Productores, asesores y distribuidores que han trabajado con Agrocopper explican los beneficios provocados por más de una causa, pues son muchas las ventajas de este producto de origen chileno que capturó el interés de Bayer.

Daniel Galindo, Gerente de Innovación y Desarrollo de CALS recuerda su primer contacto con Agrocopper y su fabricante, la Compañía Minera San Gerónimo, en 2014:

“Si uno dijera: ‘Sueña con un cobre y dime lo que tú necesitas, para fabricártelo’, la lista incluiría la posibilidad de usarlo en bajas dosis, que no se acumule en el suelo, que ofrezca rápida disponibilidad, que sea soluble, del menor tamaño de partícula, de gran efecto residual, resistencia a la lluvia, de menor riesgo fitotóxico, y que pueda ser aplicado en el momento en que yo lo determine. Cuando vimos el producto de la Minera San Gerónimo y lo analizamos, nos dimos cuenta de que ofrecía todos estos atributos. Era un diamante en bruto, una revolución tecnológica, un productazo. En cobres no estaba todo dicho”.

Claudio Berríos, Administrador General Zona Sur de Frutícola Río Blanco, relata su experiencia con este fitosanitario:

“Es un producto que conocemos desde el año pasado, por medio de las reuniones técnicas con el equipo de Bayer, y por comentarios de gente del rubro. Lo hemos aplicado en uva de mesa y esta temporada en nuestros cerezos. El producto es muy práctico; cómodo el tipo de envase y altamente soluble en agua. En uva de mesa lo hemos utilizado en precosecha, en el escenario de una temporada con alta humedad relativa y lluvia a mediados de marzo, apuntando a la prevención de la pudrición ácida, en la cual vimos un efecto desecante sobresaliente. Se ven resultados rápidos y fácilmente medibles. Nos da la tranquilidad de que Agrocopper funciona”.

GRAN HERRAMIENTA CONTRA PUDRICIÓN ÁCIDA Y CÁNCER BACTERIAL

El asesor privado de vides y cerezos José Manuel Astorga (a la derecha) junto a Richard Rojas, administrador general de Exportadora Doña Pavla, uno de los primeros en usar Agrocopper, señala:

“Hacía mucho tiempo que andaba buscando una alternativa para pudrición ácida –comenta–, que en los últimos años ha sido muy incidente en uva de mesa y nos tiene en jaque permanente. Las condiciones de las temporadas recientes han significado un incremento del daño por picada de pájaro, que es la gran causa asociada a la enfermedad. Y Agrocopper ha venido a ser una tremenda herramienta para secar y así evitar ese ‘chorreo’ en el racimo que va generando un problema sin solución y se asocia a la llegada del ‘mosquito chichero’. Si tú analizas una a una las distintas alternativas que el productor tiene, porque hay muchos cobres en el mercado, la diferencia es que Agrocopper aporta un alto contenido de cobre, por lo tanto tiene un efecto de secado muy potente”.

Asimismo, Astorga lo ha utilizado para Pseudomonas syringae pv. syringae en cerezo y señala lo siguiente: “En mi opinión, cuando haces aplicaciones en invierno hay altas probabilidades de lavado por lluvias, entonces un fitosanitario que se adhiera mejor entrega una ventaja adicional, que pasa a ser un requisito básico. El cáncer bacterial es la principal enfermedad contra la cual debe enfrentarse el cerezo y ante la que dispone de muy malas defensas, entonces este producto viene siendo una tremenda alternativa de manejo. Yo he visto efectos superiores”.

BAJAS DOSIS Y PRÁCTICA FORMULACIÓN

El asesor Vicente Valdivieso, ingeniero agrónomo de Viticultura Fruticultura Asociados, por su parte, resume la experiencia que ha tenido con el producto:

“Agrocopper me parece una excelente opción entre los cobres formulados. Su alta concentración del ion Cu+2 en fino tamaño de partículas y alta solubilidad, permiten aplicar una muy baja concentración por hectárea, logrando un eficiente cubrimiento y efecto de control sin riesgo de manchas”.

Sebastián Sepúlveda, Gerente de Producción de Exportadora Alfaberries, Chillán, indica las razones que lo han llevado a incorporar Agrocopper en su estrategia de manejo:

“Es un producto que lo utilizo en los programas de arándanos porque a su baja dosis se logra excelente eficacia sobre hongos y bacterias, me permite utilizar el mismo cobre en invierno y primavera-verano, además me da las garantías de sustentabilidad. Y por su alta solubilidad y concentración nos permite utilizar dosis menores por hectárea”.

Rodrigo Lavín, Gerente de Línea Fitosanitarios de Coagra, se refiere a las características de Agrocopper que los llevaron a incluirlo dentro de su oferta como distribuidora:

“Hongos y bacterias quedan inhibidos de reproducirse al entrar en contacto con el ion cobre. Da lo mismo si este viene de un oxicloruro, de un sulfato pentahidratado, de un cuproso o de un hidróxido. O sea que las diferencias entre fuentes de cobre vienen por el lado de otras características, como persistencia en el tiempo, resistencia al lavado, cubrimiento, dosis y costo por hectárea. Dentro de la amplia gama, los pentahidratados, que tienen muy buena performance, son los más caros. Como no son fitotóxicos, pueden usarse en primavera-verano, reservándose por su precio solo para esa época. Eso no quiere decir que no sirvan para las aplicaciones de otoño-invierno, donde se da el consumo masivo de cobres, sino que culturalmente se utilizaban las otras opciones más baratas. Eso distingue a Agrocopper, porque se usa en dosis tan bajas como 60 gramos/Hl, de manera que el costo por hectárea es muy competitivo con los otros cobres”.

REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA, EN LA CONQUISTA DEL AGRICULTOR

Daniel Galindo, de CALS, resalta el espíritu de innovación de la Compañía Minera San Gerónimo:

“Ellos lograron la producción de un cobre que no existía. Rompieron mitos y teorías. Bayer corroboró las cualidades de Agrocopper y lo tomó como parte de su portafolio. La etiqueta se ha ampliado para distintos cultivos, no solo viñas y frutales como nogal, arándano o cerezo, sino también en rubros como hortalizas y papa, donde ha tenido un comportamiento extraordinario en el control de tizón y alternaria. Las tasas de crecimiento son significativas, del orden de duplicar las ventas cada año. Agrocopper avanza a consolidar su liderazgo en el mercado de cobres”.

Rodrigo Lavín señala que el año pasado en el caso de Coagra fue más bien introductorio, para darlo a conocer. “Cuando algo no funciona, la reacción se da de manera inmediata y violenta, yo creo que la mejor retroalimentación es la repetición de la compra, las ganas de probarlo y el aumento de ventas. Muchos de nuestros clientes ahora repitieron la compra de Agrocopper y por otro lado hemos comercializado más del doble que a la misma fecha en 2017”.

Tratándose de un producto nuevo todavía hay productores que no lo han utilizado. A ellos el asesor José Manuel Astorga les aconseja:

“Que lo prueben de todas maneras, pero que no se salgan de la huella con tanta facilidad. Todo lo que han usado en años anteriores, sigan usándolo, pero vayan viendo lo nuevo que está en el sistema. Llamen al departamento técnico de Bayer para que les haga una presentación, que les muestre los ensayos y las evaluaciones en terreno. Se van a dar cuenta de que es una herramienta muy útil, y la necesitábamos”.